Vida nocturna y discotecas en París

En Francia, la edad mínima para consumir alcohol (cerveza y vino) es de 16 años, y 18 años para beber alcoholes más fuertes. El precio medio de una consumición en París es de 4€, aunque los precios pueden variar mucho así como los horarios de los locales. Lo general de todos modos, es que los bares abran hasta la 01.00, pero esto también varía según el local y la zona. Las discotecas abren sobre las 23.00, aunque es mejor llegar sobre las 24 o la 1, y no cierran hasta el amanecer y las entradas rondan los 15-20€ y suelen incluir una consumición.

Si se quiere salir por la noche, hay que tener cierto cuidado con las zonas que se eligen para hacerlo. Es cierto que en una ciudad tan grande como Paris, en todas las zonas encontraremos locales de todo tipo y para todos los presupuestos pero no es muy recomendable acudir a la zona de los Campos Eliseos y de Trocadero ya que los bares son excesivamente caros y siempre estan llenos de turistas.

Una de las mejores zonas para salir es la zona de la Bastilla que esta llena de bares y discotecas. La Rue Lappe, una pequeña calle en el centro de Bastilla, se convierte en una calle peatonal donde se puede encontrar una amplia variedad de gente. Poblada por numerosos artistas callejeros se pueden encontrar algunos bares españoles de tapas donde comer un pincho de tortilla o incluso, ¡unas patatas bravas! Tambien la Rue Oberkampf es una de las mejores para salir y la mas conocida. En cualquiera de estas dos calles se encuentran multitud de bares y pubs en los que se puede elegir entre diferentes ambientes y estilos.

Desde hace unos años el Marais ha resurgido de forma impresionante y ahora ofrece multitud de locales y restaurantes donde salir. Es una buena zona donde encontrar algo diferente y sin duda, más parisino pues está lleno de cafeterías chic y de diseño. Es el barrio donde reside la mayoría de la comunidad gay en Paris y podemos encontrar multitud de bares y discotecas que, aunque la mayoría del público es gay, no son exclusivos.

Bares

En París no hay una distinción clara entre bares y cafeterías yaque los parisinos no suelen hacer una distinción muy claraentre comer y beber. Por eso, a veces resulta difícil diferenciarun bistro de un café o una cafetería. En muchos cafés y salonesde té se puede tomar un cóctel o una cerveza entrada la nocheal igual que en muchos bares se dan comidas ligeras.

Esencial
Un café – café solo
Un café allonge – café americano
Un café au lait – café con leche
Un café creme – Un cortado
Un double – Café solo doble
Une Noisette – café solo

Tambien hay que tener en cuenta que, excepto en los bares ingleses e irlandeses, la cerveza de barril (bière à la pression) se sirve normalmente en demi (25cl) y en la mayoría de los bares parisinos tienen una lista de precios en la puerta que advierten ya de entrada de la diferencia de precio si se consume en las llamativas mesas de las terrazas.

Entre la numerosa oferta de ocio en Paris podemos elegir entre varias opciones:

Culto a la cerveza
Para disfrutar de una cerveza escocesa y ver algún partido televisado por la zona del Marais, Auld Alliance, (80 rue Francois Miron) es el lugar perfecto. Si lo tuyo es disfrutar de una buena cerveza sin duda no puede dejar de ir a Café Oz, (184 rue St-Jacques) y The Frog & Rosbif, (116 rue St-Denis).Aunque sin duda el más espectacular de todos es Culture Bière ,(65, Avenue des Champs-Elysées)1100 m2 que combinan tres ambientes diferentes (bar, restaurante y tienda) en tres pisos todo ello dedicado al universo de la cerveza con un diseño tradicional y a la vez ultra moderno.

Discotecas
Le bastille (8 Place de la Bastille) por la noche se transforma en discoteca pero por la tarde tambien se puede cenar o tomar una cerveza. Bistrot Latin tiene la particularidad de que se imparten clases de tango y música latina. Aunque si se quiere ir a un mítico, no hay que dejar de ir a Le Balajo, (9, Rue de Lappe) un local con una oferta variada desde rock a música electrónica en el centro de la Bastilla donde acabar la noche después de ir a los numerosos bares de la zona.Le Quetzal es uno de los mas famosos discotecas house entre la comunidad gay, así como Le Pulp (25, Boulevard Poissoniere), el mítico templo gay por excelencia en Paris y Le Queen (102, Av Champs Elysees) .

Música en directo
La Flèche D’Or, es una antigua estación convertida en una sala de conciertos que pueden ir desde rock hasta blues pasando por reggae y chanson francesa satírica.Sin duda si se quiere escuchar jazz uno de los mejores sitios es Le Caveau de la Huchette (5, Rue de la Huchette) un sitio con mucho encanto y donde se programan los mejores conciertos y un sitio mítico donde han tocado importantes músicos. Y sin duda, un clásico en Paris, El cabaré, con dos locales míticos Folies-bergere y el Moulin Rouge.

Cines
Le Champo (51 Rue des ecoles), por citar sólo uno, es uno de los numerosos pequeños cines de autor que pueblan las calles de Paris y en que se puede disfrutar de ciclos de cine clásico. Aunque si se es un verdadero cinéfilo no puede dejar pasar la oportunidad de ir a La Pagode (57 rue de Babylone) una autentica pagoda japonesa convertida en cine y una autentica delicia de cine clásico y la Cinematheque (51 rue de Bercy) la cinemateca de Paris, que además de estar ubicada en unas instalaciones impresionantes es el templo del cine en Paris.

De todos modos, si uno no quiere perderse ninguna actividad durante su estancia en Paris, lo mejor es comprarse en cualquier quiosco las guías Pariscope y L’Officiel des Spectacles. Son semanales, a buen precio y están enfocadas exclusivamente en Paris con una informacion completísima.